7 Pecados Capitales

Los Siete Pecados Capitales son los considerados los vicios más comunes del hombre según el cristianismo católico.

En esta sección vamos a tratar, y buscar un remedio para los Siete Pecados Capitales, que son:

La lujuria: que incluye el pensamiento y los deseos excesivos y obsesivos de naturaleza sexual.

La gula: que se interpreta como la ingesta excesiva de alimentos.

La avaricia: que se aplica a la adquisición de riquezas.

La pereza:  que se identifica con la tristeza y la desgana en el ánimo.

La ira: que se la caracteriza por un comportamiento incontrolado del odio la rabia y del enfado.

La envidia:  que se la relaciona con el desear algo que otra persona tiene.

Y la soberbia: que es uno de los pecados capitales más grabe, ya que es el deseo de ser más importante o más atractivo que los demás.

También vamos a poner remedio contra otro tipo de amenazas como es la competencia, la depresión, el desprecio, el miedo, la locura, la pobreza…

La Lujuria

La Lujuria es una amenaza para la estabilidad emocional y para le bienestar social de las personas, ya que nos hace perder la objetividad del lugar en donde estamos, y nos inclina a cometer cualquier exceso, sin pensar en el mal que podemos hacer a los demás.

Remedio

Para que la lujuria se frene la propia y la ajena no hay nada mejor que el agua fría, pero si no se puede dar una ducha en ese momento, no estará de más llevar un saco pequeño donde se mezclen a partes iguales azúcar y sal. Añadir también a los alimentos un poco de azúcar y sal también ayudara a refrenar la lujuria.

La Gula

La gula viene de la ansiedad, es un deseo de comer y comer y no saciarse, ya que hay emociones o bloqueos emocionales que crea la necesidad de ocultar esas emociones con la comida. La ansiedad es causada por un pensamiento negativo hacia el futuro y automáticamente se crea esa ansiedad.

Remedio

Será necesario trabajar con las emociones reprimidas y liberarlas, se puede liberar llorando, cantando, en la naturaleza, descalzándose y liberar a la tierra y sobre todo mantener un pensamiento positivo, para que no se manifiesten los miedos.

La Avaricia

De este planeta nos iremos de la misma forma que hemos llegado; sin nada, desnudos. La avaricia nos inclina a guardar, poseer todo lo que podremos disfrutar ni en esta vida ni en la otra. Acumular bienes, cuando la vida material es corta, no merece la pena.

Remedio

Se puede luchar contra la avaricia llevando un colgante de madera. También los amuletos de piel y de barro. No hay que olvidar que al tomar conciencia del problemas es el primer paso para solucionarlo.

La Pereza

La pereza es una tendencia a esquivar cualquier esfuerzo. Es un cansancio hacia la vida en general, ya que no apetece hacer ningún esfuerzo.

Remedio

Será necesario empezar a actuar, salir a la naturaleza, para cargar pila, renovar las energías y así volver a tener alegría de vivir. Dejar de estar en el pasado y vivir en el presente, ya que viviendo en el aquí y ahora, se recibe la energía necesaria para continuar.

La Ira

La Ira o la rabia violenta, son una amenaza que no suelde darse con frecuencia, pero es tan real como la vida misma. Suele estar vinculada a la frustración, ya que no se consigue obtener lo que se quiere.

Remedio

Un remedio para la ira es llevar encima un diente de tigre.  Para evitar la ira ajena se puede poner un espejo detrás de la puerta o dos imanes colgados del cuello.

La Envidia

La envida es la enfermedad de la tierra y una de las amenazas más frecuentes y suele dañar tanto al que la envía como al que las recibe.

Remedio

Para la envida y el mal de ojo, nos podemos proteger llevando una prenda o amuleto de color rojo o una piedra negra. También se recomienda llevar un espejo en el bolso o un anillo de plata con un zafiro de estrella.

La Soberbia

Creer que somos más de lo que somos o pensar que valemos más de lo que valemos en realidad, es una amenaza habitual, que nos hace perder la perceptiva y el sentido de las cosas. La soberbia nos hace creer que los demás son inferiores y que todos quieren aprovecharse de nosotros y que no nos tratan bien.

Remedio

Para la soberbia tanto propia como ajena es bueno rodearse de flores de color amarillo o naranjas. Los gatos atigrados o los canarios de color amarillo también ayudan. Ante los ataques de la soberbía, se recurrirá a la humildad.

Pecados Veniales

Los pecados veniales son pecados leves, que no rompen nuestra relación con Dios, sin embargo la afectan.

Los pecados veniales, es decir o pensar algo, contra la ley de dios o la ley humana pero sin consecuencias graves. Hay muchos ejemplos de pecados veniales, como la mentira, las tentaciones, los excesos, las burlas, la falta de respeto, el rencor, los celos etc..

Los pecados veniales incluyen desobediencia a la Ley de Dios. Si por chismes destruimos la reputación de una persona, esto es un pecado mortal. Pero si los chismes normales son sobre asuntos insignificantes, solo son pecados veniales. La calumnia podría ser un pecado mortal pero es un pecado venal, ya que la persona puede haber actuado sin reflexionar o bajo la costumbre de un hábito, y al no ser mal intencionado, su culpa ante Dios se ve reducida.

En esta sección, vamos a tratar todo tipo de pecados veniales, también emociones como el deseo, los celos, los egos, estados mentales como la depresión o la obsesión, e incluso remedios contra la enfermedad y todo tipo de cosas que puedan afectar a nuestra paz interior y a nuestra vida.

¿Quieres saber que siente por ti? ¿necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? ¿te perturban dudas y problemas? habla directamente con Xoneka llamando al 806 533 608. Tarot Visa 960 038 633.

Tentaciones

Las tentaciones son una amenaza considerada un pecado por diversas religiones. Los vicios, las riquezas, el poder, el afán de protagonismo, el abuso y hasta el deseo de ser dueños de vidas y haciendas ajenas, nos hace ser unos seres susceptibles de ser tentados por cualquier tipo de demonio, mal o pecado.

  Remedio

Una pulsera de cobre o unos pendientes de estaño nos ayudarán a alejarnos de las tentaciones o a no sucumbir delante de ellas. También podemos recurrir a llevar encima una imagen de Cristo, si se es cristiano de alguna manera, o un poco de arena del desierto, si pertenece a otra religión. Los pétalos de lirio o de loto también nos protegen de todo tipo de tentaciones propias y ajenas.

El Desprecio

El desprecio o la indiferencia nos conducen a un camino de autoengaño e inconsciencia que puede hacernos recelosos, temerosos e inseguros. Aunque no es lo mismo despreciar que ser despreciado.

La avestruz, cree que al meter la cabeza en un hoyo no será vista por los demás. Y es que los humanos creemos que despreciamos lo que no queremos ser, cuando la realidad y por regla general despreciamos precisamente aquello que somos.

  Remedio

Para evitar el desprecio de los demás, no hay nada mejor que reforzar la simpatía natural, ya que en estos casos una sonrisa se convierte en magia pura.

Para el desprecio, también se puede usar un perfume o filtro de dinero, que consiste en bañar en alcohol un billete o moneda y vaporizar sobre nuestra ropa el líquido resultante.

El Rencor

El rencor es un estado muy negativo, hay gente que puede tenernos rencor por algo que hayamos hecho, queriendo o sin querer. De igual forma que nosotros somos capaces de guardar el resentimiento hacia algo o hacia alguien por un período largo de tiempo. Perdonar y olvidar sería la mejor para acabar con el rencor, pero no todo el mundo es capaz de hacerlo.

El rencor es un sentimiento de enfado persistente y profundo que desequilibra y enferma nuestro cuerpo y mente. El origen del rencor puede ser por diferentes razones (insultos, engaños, ofensas, maltratos). El resentimiento se acumula hasta que coge forma de venganza.

  Remedio

Para evitar el rencor, propio o ajeno, la hierbabuena y la menta son un buen remedio, sea tomando tres infusiones al día, o también llevando hojas secas de estas plantas en nuestro bolso o billetero.

Para el rencor es muy útil llevar un relicario de San Miguel, o un collar del que cuelgue un trozo de ropa marrón o negra.

El Odio

El odio es un campo de cultivo de muchas amenazas e inseguridades, de muchas frustraciones y penas. El odio es una verdadera caja de Pandora de todos los males que se van acumulando. Es la amenaza de las amenazas, porque lo niega todo y lo destruye todo.

  Remedio

Luchas contra el odio es igual que luchar contra el demonio, así que toda la magia blanca de amor y todos los remedios que alaben lo divino y positivo de la vida y de nuestra existencia nos puede ayudar a alejarnos de este sentimiento tan nocivo.

Una rosa roja seca dentro de nuestro bolsillo o monedero también nos protegerá contra el odio.

La oración de la ley del perdón también puede ser de gran ayuda contra este sentimiento tan dañino.

La turmalina negra es una piedra por excelencia para desviar las energías o neutralizar los sentimientos de estrés, angustia, envidia, celos y odio, tanto los que estemos creando nosotros, como para los que nos envían. También es buena para meditar y las depresiones agudas.

Las Dependencias

En este mundo todos dependemos de todos, pero no debe confundirse con las ataduras que nos mantienen cautivos y dependientes de los demás. Hay que dar para recibir, y ser leal y fiel, pero no hay que dejarnos someter por nadie ni por nada.

La dependencia, baja la autoestima, hace que nos sintamos menospreciados y ademas idealizamos a la otra persona. Este tipo de situación es dura, complicada y cuesta de cortar por el enganche que se tiene.

  Remedio

Para romper lazos de dependencias se recomienda coger un collar o los cabellos de la persona que nos somete o de la que dependemos y cortarlos por la mitad. A continuación se lanza una mitad hacia el norte u la otra al sur, reparándolas para siempre.

También se puede usar una corbata, unos cordones o cualquier símbolo que pertenezca a la persona de la que tenemos la dependencia.

Si no se tiene ningún objeto o prenda de la persona, siempre queda el recurso de poner en un papel el nombre y cortarlo por la mitad y tirar una parte a la basura y la otra al desagüe, y así se disuelva aquello que nos ata y une contra nuestra voluntad.

Las Imposiciones

La vida es como un rosario de imposiciones que tenemos que cumplir para seguir vivos o simplemente para que nos acepten los demás. Pero no hay que dejar que esta amenaza nos condicione.

Una de las metas de la magia es poder librarnos de lo que nos imponen los demás, ya sea la vida, la fortuna, los amigos, los astros o incluso la familia. No es cuestión de saltarse las reglas, pero sí de tratar de estar más libres.

  Remedio

Para poder librarnos del las imposiciones no hay como llevar un colmillo de tigre encima, o bien un amuleto de barro. También se puede llevar una flor silvestre seca en nuestro bolso o cartera.

Otra solución mágica que da muy buen resultado contra los que nos quieren imponer algo, es llevar una ramita seca de ortiga venenosa entre nuestras pertenencias.

Aunque no hay nada mejor contra las imposiciones que poner tierra y mares de por medio.

Los Celos

Para acabar con el monstruo verde de los celos, podemos utilizar un colgante con un botellita de mercurio, así como recurrir a una Cruz de Caravaca de oro.

También nos podemos dar un baño con espinacas o lechugas, o bien, conseguir unas plumas de cigüeña y hacernos un pequeño cojín con ellas.

La piedra Turmalina negra, es muy eficaz para neutralizar energías negativas como los celos, la ira, la envidia, la angustia y la desesperación, limpiando la mente de pensamientos negativos.

Para protegernos de la energía negativa como los celos, lo más aconsejable es llevar un colgante de turmalina junto al chakra del plexo solar. Esta piedra, destruye las ilusiones y permite descubrir la verdadera cara de las personas y de los acontecimientos de la vida.

La Frustración

La frustración aparece cuando no podemos conseguir lo que queremos, sea mucho o poco, bueno o malo, la frustración planea sobre nuestro ánimo con la intención de alimentarse con nuestras derrotas.

Junto con la ira, la frustración es una emoción muy común, que si no aprendemos a manejarla y superarla, trae como consecuencia un sentimiento estable de decepción y puede llegar a la depresión.

La vida es tan corta y tan ilusoria, que no vale la pena lamentarse por lo que no se tiene, sino alegrarse por lo que uno es y uno lleva dentro.

Remedio

Para poder evitar las malas vibras de la frustración no hay como la canela en rama. Un trago de agua ardiente, también nos ayuda a quitar los demonios de la frustración.

También es muy útil una medalla, anillo o moneda de oro, puesto sobre nuestra frente durante tres minutos, nos ayudará a vencer nuestras propias derrotas.

La Mala Conciencia

Hasta el criminal con menos escrúpulos, tiene en el fondo de su alma mala conciencia. Una conciencia que le dice lo que está bien o mal. Quizá tarde más en oír la voz, pero llega un día en que se da cuenta del mal que ha hecho.

La conciencia, es la que hace que las maldiciones que echamos vuelvan y nos dañen, así que la mejor manera de protegernos de su amenaza no es callándola, sino evitando hacer cosas que tengamos que cargar en la conciencia, ya que la mala conciencia nos habla y nos lleva a cometer todo tipo de torpezas.

  Remedio

Un remedio para la mala conciencia es pasarse por todo el cuerpo una rama de ruda, nos ayudará a mejorar nuestra conciencia y nos protegerá de los rencores ajenos; también evitará que cometamos otra vez los mismos errores.

El azahar y la valeriana, si se llevan en una bolsita dentro del bolso o cartera, nos va a ayudar a combatir la mala conciencia propia y ajena.

El Miedo

El miedo es el único alimento de las sombras. Así que no hay que temer al miedo, ni tener miedo de tener miedo.

Por suerte o por desgracia, muchos de nuestros miedos son irracionales e inconscientes, es una forma de alarma o de prevención que tiene nuestro cuerpo y nuestra mente ante lo desconocido o peligroso, por lo que  muchas veces es inevitable sentir miedo. Pero debemos luchar contra esta amenaza, y dominarlo en la medida de lo posible, ya que la magia negra o brujería se basan, en el miedo del perceptor, porque el miedo es el que abre las puertas del alma a las malas influencias.

  Remedio

Un colmillo de león, una escoba de paja detrás de la puerta de casa; una proyección mental de autoprotección; cualquier esfuerzo mágico o psicológico nos puede ayudar a escapar del miedo, pero nada será suficiente si no somos capaces de sobreponernos personalmente de lo sobrenatural, y reconocer que no hay nada del mas allá que pueda vencer al más acá. Hay que darse cuenta que todo gira a nuestro alrededor, y que no hay nada más importante que nosotros mismos y nuestra poderosas fuerza de voluntad.

Una vez que reconocemos la importancia y poder personal en su justa medida, como centros del universo que somos todos, la magia se abre camino entre las sombras y el miedo será vencido.

La Pérdida

Enfrentarse a las pérdidas o a una pérdida no es fácil, pero de ello depende que podamos seguir adelante con todas nuestras fuerzas. Esto no significa que la pérdida no sea importante o no deba causarnos tristeza, pero es importante seguir luchando por lo que todavía se tiene.

  Remedio

Un buen remedio para las pérdidas, es invocando a San Donato, que es el mejor para recuperar cosas perdidas, y además es un bálsamo para curar nuestras heridas o cuando no podemos encontrar, o recuperar aquello que hemos perdido.

Una pulsera de esparto en la mano derecha nos ayuda a atar todo aquello que consideramos nuestro, nos la ponemos y pedimos con la mente que una a nosotros tal cosa, tal persona, tal trabajo o cualquier cosa que nos pueda interesar.

Si es un objeto lo que se ha perdido, os recomiendo encerrar a la nada con este sencillo ritual.

Malos Pensamientos

Los malos pensamientos son como las maldiciones, y lo mejor es no tenerlos, y en el caso de no poder evitarlos, hay que hacer lo posible para que no tomen forma.

De la misma manera que las ideas pueden convertirse en algo sólido, los malos pensamientos se pueden hacer realidad y hacer daño a los demás y a nosotros mismos.

Hay veces que las cosas no funcionan como quisiéramos, a pesar de nuestros esfuerzos, pero es mejor intentar seguir por el buen camino, en lugar de movernos por los caminos peligrosos de los malos pensamientos.

  Remedio

Para evitar los malos pensamientos nuestros o ajenos, no hay como hacer un análisis profundo de lo que nos proponen o proponemos. Como a nuestra cabeza le gusta estar ocupada, y muchas veces no lo está, llegan los pensamientos repetitivos que se basan en nuestros miedos, inseguridades, dudas y egos.

A mi me funciona hablar con mi cabecita, y decir me parece interesante lo que me cuentas o me propones pero este tema lo vamos a tratar de 8 a 9 de la noche, y ahora toca buscar una solución para esto.. (si te falta trabajo, pues se le manda a la buscar la solución para encontrarlo, si tienes que estudiar para un examen, pues le dices que encuentre la manera de asimilar mejor el texto etc..)

Para los malos pensamientos también se puede usar cualquier perfume fuerte, como el azahar o el jazmín, estas fragancias penetran en nuestra mente y rompen el hechizo del mal pensamiento.

La Soledad

La Soledad nos afecta a todos por igual, a algunas personas les gusta estar solos, pero hay otras que no saben estar sin los demás.

Cuando estas solo, no estás solo; simplemente estás solitario. Y hay una gran diferencia entre estar solo o estar solitario. Cuando estas solitario piensas en el otro, hechas de menos al otro. Sentirse solitario es un estado negativo. La Soledad es la presencia de uno mismo y es un estado positivo, ya que no existe la necesidad de nadie.

  Remedio

Como ya os he dicho, la soledad es un estado positivo, así que este remedio es para cuando una persona se siente solitario.

Para evitar los estados solitarios podemos colgarnos un imán, o llevar una pulsera de oro en la mano derecha o de plata en la mano izquierda, ya que la fuerza de estos metales atraerán hacia nosotros a la gente.

También hay una oración muy eficaz para estos estados solitarios, pincha aquí.

La Desesperación

La pobreza y el hambre son compañeras de la desesperación, amenaza que, además del mal que en sí misma conlleva, nos empuja a cometer actos irreparables o ponernos en una que otra terrible y desagradable situación.

El hambre se vincula a la pobreza, una rama de romero tras la puerta de entrada, sobre todo si nos la regalan; un dólar siempre en la cartera; encender una vela amarilla los domingos; o llevar una Cruz de Caravaca de oro encima siempre, nos ayudará a alejarnos de la pobreza, atraerá la fortuna e impedirá que nos falte lo necesario para comer.

La desesperación nos torna paranoicos, nos hace creer que todos están en nuestra contra, nos hace cometer errores y, finalmente, nos deja caer en el más absoluto y doloroso desengaños. Ya se sabes, quien espera desespera.

Remedio

Un remedio contra la desesperación es poner todos los miércoles una vela verde, que nos alejará de la desesperación y nos abrirá la puerta de la esperanza.

También se recomienda llevar encima una imagen de San Judas Tadeo, patrón de los imposibles, o de la Virgen a la que se tenga devoción.

Las Equivocaciones

Muchos de nuestros errores no son conscientes, ni hechos a propósito, son simples equivocaciones que comentemos con la mejor buena fe y sin querer dañar a los demás ni a nosotros mismos.

Aunque muchas veles las equivocaciones que comentemos, nos traen cargos de conciencia o sentimientos de culpa, sin que podamos hacer nada por remediarlo.

Con el siguiente remedio, nos vamos a proteger de los malos sentimientos y de nuestras equivocaciones inconscientes.

  Remedio

Para protegernos de nosotros mismos y de nuestras equivocaciones, tendríamos que hacer examen de conciencia y jugar al juego de la verdad, y así descubrir nuestros fallos y aceptarlos, pero también nos ayudará llevar un poco de tierra de montaña o cualquier piedra volcánica.

Encender una vela de color morada durante tres sábados seguidos, nos ayudará a protegernos, ya que la vela morada abre nuestra mente a un nuevo plano de sensibilidad y conciencia.

¿Te preocupa tu futuro? ¿la inquietud no te deja dormir? ¿quieres saber sus  verdaderos sentimientos? ¿la inquietud no te deja dormir? consulta con Xoneka en el 806 533 608. Tarot Visa 960 038 633.

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

Tarot Visa, tarot tarjeta, pago por tarjeta

Comentarios cerrados.