La vela amarilla tiene mucho poder y más posibilidades de las que muchas brujas se imaginan. La vela amarilla o dorada, se suele utilizar para conseguir favores materiales. Y aunque sea muy efectiva en estos aspectos, además, ayuda a desprenderse del orgullo y la soberbia, da sentido humano a lo que parece frío e inerte.

Esta vela es como un pequeño Sol, otorgando crecimiento, generar energía, dar vitalidad y potencia la luz divina de nuestro interior.

La vela amarilla

La Vela Amarilla

En la salud actúa principalmente sobre el corazón, la columna vertebral, el sistema nervioso central, el estómago y el esófago, y a menudo se relaciona con la autoestima y la seguridad personal.

La vela amarilla es masculina, pero da fuerza a lo femenino, otorgando simpatía, aceptación y atractivo. La vela amarilla ayuda a superar problemas de vista y oído, así como el rejuvenecimiento interno y externo. Es ideal para las depresión, tensiones nerviosas, dando seguridad y buen humor.

En el dinero es capaz de otorgarlo todo, desde el ascenso en el trabajo hasta un premio en metálico. Pero hay que tener especial cuidado al hacer la petición, ya que lo material crea lazos muy fuertes, que son difíciles de soportar, ya que puede existir el miedo a volverlos a perder, o que la magia se esfume de la misma manera que vino, causando más angustia y problemas de los que imaginemos.

Además que el ser humano siempre quiere más, hasta tal punto que una vez recibido olvida el favor recibido y pide más. Por todo ello, es recomendable no utilizar la vela amarilla de forma egoísta, es decir no encenderla para uno mismo, hay que encenderla para terceros y no pedir más de lo que se pueda asumir.

Este color de vela es ideal para políticos, artistas, abogados, funcionarios, encargados, capataces etc…

En el amor no es la más recomendada, aunque puede ayudar en el amor paternal o maternal, si la madre esta sola y tiene que luchar por sus hijos.

Esta vela más que el amor de pareja, da seguridad a las personas que se quieran y se cuiden a sí mismas, recuperando su ambición. Aunque no hay que abusar de esta influencia, porque se puede caer en el egoísmo.

En el plano espiritual ayuda a conseguir la aspiración divina, se puede usar de forma muy positiva en la meditación, pero sin dirigir la energía a uno mismo, sino sobre el universo.

También nos ayuda a romper los lazos que nos unen a nuestro ego, liberándonos de nuestro ser para entrar en comunión con la divinidad.

Se recomienda que si se medita bajo la influencia de la vela amarilla sea bajo la supervisión de un mediador.

Día favorable: el domingo, si es para el trabajo, dinero, negocios, o suerte se encenderá el miércoles, y para cuestiones de salud además del domingo también el jueves o viernes. La mejor hora para encenderla es al alba o a las 14 horas. La etapa con mayor potencia es de junio hasta septiembre y para lo espiritual en diciembre.

Aquí os dejo la oración de apertura, como se realiza la solicitud y la oración de despedida.

¿Te preocupa el amor o tu relación de pareja? ¿necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? llama al Tarot de Xoneka y consulta precios pinchando aquí. 

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.