La vela morada es una de las más fuertes a la hora de realizar trabajos o rituales mágicos, ya que ayuda a despertar los poderes psíquicos e intuitivos de cada persona. Es una vela lunar, es super protectora con sus seguidores. Es una vela maternal, que ayuda a salir adelante de cualquier problema, superar pérdidas y encontrar el consuelo en las penas o pruebas difíciles.

La vela morada

La Vela Morada

Esta vela no se recomienda su uso en personas con muchos miedos, problemas psíquicos, dependencias, depresiones, manías, ansiedades agudas u obsesiones.

En la salud siempre se ha de encender por una tercera persona, ayudando en los problemas psíquicos, ánimo y en la voluntad. Refuerza la personalidad, quita migrañas, nivela la producción de hormonas, cura el asma, el sistema digestivo y respiratorio, en los desórdenes menstruales, envenenamientos, anorexia, en la mala asimilación de alimentos y en la mala distribución o asimilación de las sales minerales de calcio, magnesio, sodio, yodo y litio.

La vela morada en el dinero ayuda en el ahorro, en las ventas, protege el hogar, mejora el patrimonio y en las inversiones. No es una vela de suerte, pero trae de vez en cuando golpes de fortuna, sobre todo a los más necesitados. Es útil para los juegos de azar y ayuda a mantener lo que ya se tiene.

En el amor ayuda en el amor familiar y es capaz de estabilizar a una pareja en situaciones difíciles. Es buena para las reconciliaciones y el perdón mientras aún exista amor en la relación.

Favorece los lazos de amistad y los hace duraderos. Puede dar magníficas oportunidades en el trabajo, la fama, la popularidad y el ascenso.

Aunque cuando se pida a esta vela se debe abandonar la timidez, hipocresía o falsedad, ya que de otra manera solo complicaría las cosas.

En el plano espiritual ayuda a descubrir las capacidades psíquicas y mágicas que llevamos dentro. Aleja el egoísmo, la envidia, los hechizos, maldiciones y brujerías malas. Con la vela morada podemos limpiarnos espiritualmente de las limitaciones propias o ajenas.

Día favorable: el lunes y los sábados. No se debe poner en martes o domingo, ya que puede traer confusión, obsesión y atraer espíritus no deseados. La mejor hora es al medio día y a media noche, aunque esta última se debe dejar en manso de personas expertas. La etapa de mayor potencia es en julio y enero, no se recomienda usarla en noviembre, ya que atrae espíritus y en agosto pierde potencia.

Aquí os dejo la oración de apertura, como se realiza la solicitud y la oración de despedida.

¿Te preocupa el amor o tu relación de pareja? ¿necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? llama al Tarot de Xoneka y consulta precios pinchando aquí. 

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.