La vela naranja es muy poderosa, pero debe usarse con prudencia, para evitar caer en la trampa del orgullo. Hay que tener en cuenta que con la vela naranja se pueden tener grandes triunfos, pero también sufrir decepciones o caídas desagradables, sobre todo cuando hay un exceso de confianza.

Es una vela muy humana, con ambiciones y limitaciones, ya que aspira tanto a Dios como a la materia. Su poder se basa en las velas roja y amarilla emulando a la luz solar como pocas velas pueden hacerlo, y reproduciendo la luz interna que llevamos dentro.

La vela naranja

La Vela Naranja

La vela naranja en la salud actúa sobre el sistema circulatorio, el sistema óseo, el corazón, la columna vertebral, las rodillas, el sistema nervioso, la piel, el oído, los ojos, las articulaciones y el estómago.

También se puede usar en las enfermedades crónicas, como la artritis, el reumatismo, a que la vela naranja transmite fuerza, recuperación y alivio. Protege contra heridas, úlceras, quemaduras, contusiones y cortes y previene deficiencias cardíacas, arritmias y obturaciones arteriales. Ayuda y actúa sobre la diabetes, las varices y las hernias.

Aunque la vela naranja exige que la persona tenga una atención medica externa y un tratamiento médico adecuado, de lo contrario el primer efecto de la vela se desvanecerá y la persona volverá a enfermar como antes.

La vela naranja en el dinero es buena compañera para el azar, para buscar la fortuna, un ascenso, recibir una herencia, ganar un premio, lograr popularidad o fama y el reconocimiento de los demás. Aunque los bienes que trae la vela naranja no conducen a la felicidad, ya que pueden convertirse en una carga y en una responsabilidad, ya que la riqueza y el poder despiertan el orgullo, la inseguridad, la envidia, los temores que todos llevamos dentro.

La vela naranja ayuda a las personas que menos lo necesitan, a las que tienen poder, dinero y posición. Aunque este color de vela nos puede llevar a la tacañería, a la avaricia y al egoísmo, ya que despierta el hambre de poseer y no perder lo que se conseguido.

La vela naranja en el amor conlleva pasión, aunque no es una vela amorosa. Ayuda en la conquista o para lograr matrimonio provechoso e incluso para inclinar la balanza de las aventuras amorosas a nuestro favor, alejando la inseguridad en las relaciones, sobre todo cuando hay celos, miedo al abandono o soledad.

La vela naranja en lo espiritual  ayuda en la meditación a proyectar y reflexionar nuestra personalidad. Rompe los lazos de la ambición que nos atan a la Tierra. Esta vela otorga positivismo, clarividencia y fuerza de voluntad.

Días favorables: sábado y domingo. Si es por temas de curación se puede encender el resto de la semana. La mejor hora es a media noche y a las 2 de la tarde. La etapa con mayor potencia es en los meses de enero y agosto. El resto del año también funciona bien, pero para cuestiones de salud.

Aquí os dejo la oración de apertura, para cuando se realiza la solicitud y la oración de despedida.

¿Te preocupa tu futuro? ¿quieres saber sus verdaderos sentimientos? ¿la inquietud no te deja dormir? consulta con Xoneka en el 806 533 608. Tarot Visa 960 038 633.

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

.

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.