Hoy voy a compartir con vosotros una oración para un alma perdida. Hay momentos en los que la vida, nos pone a prueba, y lo primero que deseamos es salir corriendo. A nadie le gusta enfrentarse a sus miedos a sus traumas o preocupaciones.

La oración para un alma perdida, está indicada para aquellas personas que han abandonado el hogar o su familia, un hijo rebelde o para la pareja si os a abandonado y deseáis que vuelvan sus buenos sentimientos.

Si se ha hecho ya la oración de apertura no hace falta repetirla, pasad directamente a la oración y a la oración de cierre.

Si venís de otra oración similar a esta, no hace falta volver a repetir la oración de apertura, se puede pasar directamente al disciplinado.

Para comenzar, se hace esta sencilla y poderosa oración de apertura. Siempre que salga el signo + haréis la señal de  la cruz en la frente.

+Oh Dios Todopoderoso, Dios fuerte, Dios dulce, Dios grandioso y glorioso, Dios soberano y justo, Dios lleno de gracia y clemencia, yo (decir tu nombre) pecador y lleno de culpas, me arrodillo ante vos, me presento ante vuestra majestad e imploro tu bondad y benevolencia.

No te fijes en la multitud de mis pecados, puesto que siempre te compadeces de los que se arrepienten. Dígnate a escucharme y bendice esta petición.. por tu bondad, tu misericordia y tu virtud todopoderosa. Es la gracia que te pido + en el nombre de tu hijo +que reina contigo+ el espíritu santo, por los siglos de los siglos. ¡Así sea!

A continuación cinco padres nuestro y cinco ave marías.

  Oración para un alma perdida

+ Por el Dios Todopoderoso y por la intercesión de nuestros hermanos y hermanas que viven en la vida espiritual, les ruego retiren del error en el que se encuentra, (nombre de la persona) que ha renegado de todo en favor de las criaturas.

Dios, tres veces Santo, tres veces luminoso, acógelo piadosamente y devuélvelo a las alegrías de la familia celeste. ¡Así sea!

Se finaliza la oración para un alma perdida diciendo:

Jesús, Dios de la salvación, te ruego por la virtud de tu nombre y la de esta gracia que acabo de hacerte en honor de tus cinco llagas que ayudes a (nombre y apellidos de la persona descarriada).  ¡Te lo suplico, tú que todo lo puedes, libral@ Señor!

Yo añadiría la oración para la disciplina pero saltaros la primera oración de apertura, porque solo hace falta que la hagáis de nuevo.

¿Necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? ¿quieres saber lo que siente por ti? consulta con Xoneka en el 806 533 608 Visa 960 038 633.

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.